Real de la Almadraba de Nueva Umbría

pescaalmadraba_negro_RGB

 

El Real de la Almadraba de Nueva Umbría está ubicado en el Paraje Natural del Río Piedras, en el espacio denominado Flecha de Nueva Umbría en el término municipal de Lepe (Huelva).

El conjunto que componía el Real de la Almadraba de Nueva Umbría fue construido en 1929 por el Consorcio Nacional Almadrabero junto a unas antiguas instalaciones, conocidas como el Real Viejo, pertenecientes a una antigua explotación pesquera ubicada en el mismo espacio desde finales del siglo XIX. Nueva Umbría permaneció en activo desde 1929 hasta 1963,  año en que se ocupa por última vez el Real y se cala la almadraba. Las causas de su abandono son confusas, aunque la empresa argumentó en su momento la ausencia de capturas.

Esta almadraba de buche contaba con dos bocas, siendo de derecho y de retorno. Su producción se basaba en la extracción del atún rojo y para ello el trabajo ocupaba desde principios de febrero hasta finales de septiembre.

El Real está compuesto por diversos edificios que se articulan en torno a tres espacios principales: la casa del capitán, la zona de trabajo y almacenamiento de enseres y la zona de vivienda y servicios.

Pese a que el entorno que lo rodea se encuentra protegido como paraje natural no ocurre lo mismo con el conjunto de la almadraba, que aún sigue en manos privadas.

gdm_nuevaumbria_quad_0005_pano
Fuente: Real de la Almadraba. Fotografía: David Villalón

 

DATOS DE IDENTIFICACIÓN

  • BIEN CULTURAL: Real de la Almadraba de Nueva Umbría. Mediante Resolución de 26 de noviembre de 2014 se incoa el procesimiento para la inscripción en el Catálogo Genera del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Lugar de Interés Etnológico.
  • UBICACIÓN: Flecha de Nueva Umbría o del Rompido, Lepe (Huelva)
  • TIPOLOGÍA: Edificio civil.
  • CRONOLOGÍA: 1929 – 1976

nueva-umbria_mapas

DESCRIPCIÓN DEL BIEN

El Real de la Almadraba de Nueva Umbría lo constituye el conjunto de instalaciones construidas a finalesde la década de 1920 por el Consorcio Nacional Almadrabero con el fin de albergar tanto a los trabajadores y mandos, como a las tareas vinculadas con la actividad desarrollada en la almadraba.

El conjunto estaba organizado en torno a tres áreas principales:

La administración: compuesta por la llamada Casa del Capitán, donde se encontraba tanto la vivienda del Capitán, como la vivienda y oficina del administrador de tierra.

La zona de trabajo y almacenamiento de enseres: compuesta por el embarcadero, la caseta del gasoil, las calderas y chimenea, el alquitranadero, las naves de almacenamiento y escurridero y la explanadas situada entre la casa del Capitán y la caseta de gasoil, donde se llevaban a cabo labores de mantenimiento y reparación de redes y pertrechos. Adosadas a  las naves de almacenamiento y escurridero se encontraban una serie de dependencias, hoy en ruinas, donde se llevaban a cabo labores como el alquitranado de plomos, carpintería de ribera, tonelería, cuatro de la cal y casa del tercero.

La zona de viviendas y servicios: compuesta por once barracones, de los que se conservan actualmente nueve, destinados a bloques de viviendas de los almadraberos y sus familias, y un área de servicios en la que destacaban la barbería, escuela, botiquín, etcétera.

FIGURA-002-copia

Fuente: Reconstrucción del Real. Autor: J. Román. Fuente: Archivo: IES Rafael Reyes

 

APUNTES HISTÓRICOS

Desde el siglo XVI hay noticias documentales del calado de la almadraba en el mismo espacio que hoy ocupa el Real. Los Duques de Medina Sidonia obtienen, como pago por los servicios prestados a la corona, el monopolio de la pesca con almadraba desde la desembocadura del Rio Guadiana hasta la costa del Reino de Granada. Monopolio que mantienen desde 1294 hasta 1817.  Son ellos los que explotan la Almadraba de El Terrón y de la Tuta, de la cual es heredera directa la de Nueva Umbría, tal y como lo señala Antonio Sáñez Reguart en el Diccionario Histórico de las Artes de Pesca, publicado en 1791.

Tras la abolición de los privilegios de los Duques de Medina Sidonia durante el siglo XIX, se produce un declive en estas artes debido, entre otros motivos, a la carga fiscal que pesaba sobre la sal. A pesar de ello, en la costa onubense se seguían calando almadrabas, aunque de poca entidad, como la Mojarra (Ayamonte), el Portil (Cartaya), el Chucho y el Palo (Isla Cristina) y la Tuta.

La segunda mitad del siglo XIX supone la reactivación de la pesca y la actividad salazonera gracias a la puesta en marcha de las industrias transformadoras de pescado (conserveras) en Isla Cristina y Ayamonte. Éstas extendieron su actividad llegando a controlar la pesca extractiva y, por ende, las almadrabas de Huelva, Cádiz y algunas marroquíes. Así pues pasaron de poseer de tres almadrabas en la costa onubense a principios del siglo XIX  a once a finales de la misma centuria. 

No existen datos para la historia de la almadraba de Nueva Umbría y/o El Terrón en el primer cuarto del siglo XX. Es en este momento, hacia 1925-1929 cuando el Consorcio Nacional Almadrabero se hace cargo de ella.

Debido a la crisis en el sector pesquero y conservero y a la importancia que estas industrias habían tenido en años precedentes, bajo la dictadura de Primo de Rivera el estado toma medidas para proteger a estas actividades de la competencia externa, principalmente italiana. Así, mediante Real Decreto 560 de 20 de marzo de 1928 se constituye el Consorcio Nacional Almadrabero, contrato entre el Estado y los principales empresarios almadrabero-conserveros del sudoeste peninsular, con el objetivo de llevar a cabo “la ordenación de la pesca de almadraba con sujeción a principios científico-técnicos (…), el ensayo de métodos y artes, la depuración y vigilancia de las marcas industriales y la conveniencia de formar para la defensa de estas el bloque nacional”. Poco después se constituye el Sindicato Nacional Almadrabero. Este consorcio concentra el capital bajo un número reducido de sociedades anónimas. 

Tras su constitución, una de las primeras medidas del Consorcio es la creación de centros de producción y poblamiento en Sancti Petri y Nueva Umbría. Esta última se destinó a dar soporte a la actividad extractiva.

Con toda seguridad es en 1929 cuando se crea el complejo del Real Nuevo de la Almadraba. En ese mismo año el consorcio adquiere los terrenos en la flecha de El Rompido, según el Registro de la Propiedad de Ayamonte (tomo 250, folio 134), y construye el Real Nuevo. Lo hacen aprovechando una serie de estructuras ya existentes, que eran conocidas como el Real Viejo y que, según el topónimo de la época, se denominaban Casa Carranza. Clara alusión a la familia gaditana Carranza, uno de los principales actores en la creación del Consorcio, lo que puede indicar la existencia de un establecimiento almadrabero en funcionamiento antes de la llegada del Consorcio. Y es en ese mismo año cuando se produce la primera campaña. Esta almadraba servía de proveedora para los centros conserveros de Isla Cristina y Ayamonte.

Nueva Umbría permanecerá en activo hasta 1973, año en que se disuelve por la drástica bajada en la captura del atún rojo.

001703_IRR_cartaya

Faena en la Almadraba de Nueva Umbría. Fotografía: IES Rafael Reyes

MÁS IMÁGENES HISTÓRICAS, acceso al banco de imágenes de Gentes del Mar

 SITUACIÓN ACTUAL

  • TITULARIDAD: Propiedad Privada
  • SITUACIÓN: Abandonada
  • PROTECCIÓN DEL ENTORNO: El Plan Especial de Protección del Medio Físico y Catálogo de Espacios y Bienes Protegidos de la Provincia de Huelva, aprobado definitivamente por Resolución de 7 de julio de 1986 cataloga como espacio protegido con protección integral, en la categoría de «Complejos litorales excepcionales», a la Flecha de Nueva Umbría o del Rompido, sita en Lepe, con 595 has. de extensión. Declaración por parte de la Consejería de Medio Ambiente del Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha del Rompido. Este fue incluido en la RENPA mediante la Ley 2/1989, de 18 de julio. Se adoptan medidas en referencia a la almadraba recogidas tanto en el Plan de Ordenación del Territorio del Litoral Occidental de Huelva como en el PGOU de Lepe.
  • VISITABLE: No existe una gestión de visitas
  • ESTADO DE CONSERVACIÓN: Malo

 GALERÍA DE IMÁGENES

Caseta del gasoil

Caseta del Gasoil. Al fondo la casa del Capitán. Fotografía: Jordi Landero.

Acceso a imágenes en el Banco de Imágenes del Proyecto Gentes del Mar

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

 

INFORMACIÓN COMPLETA DEL BIEN
Acceso a la ficha de la Almadraba de Nueva Umbría